Mantenimiento de plantas de interior | Madrid

Cada vez son más las empresas que buscan mantenimiento de plantas de interior para sus oficinas y centros de trabajo, esto es así por que se han dado cuenta de que el nivel de especialización de las empresas es cada vez mayor.

Acciones de mantenimiento de plantas de interior: 

  •  Control de humedad
  • Limpieza
  • Aporte de sustrato
  • Aporte de alimento para las plantas (abono)
  • Tratamiento fitosanitario contra hongos o parásitos
  • Replanteamiento de ubicaciones en función de luminosidad
  •  Aireado de sustrato
  • Reparación de indicadores de riego
  • Entutorado
  • Reposición de especies
  • Esquejado y propagación 
  • Poda

El mantenimiento de plantas va mucho más allá de regar

Es frecuente asociar el servicio de mantenimiento de plantas de interior con el riego de las plantas y si bien es cierto que es una tarea imprescindible, es sólo uno de los factores para tener las plantas en buenas condiciones.

En las escuelas de bonsái en Japón se tardan años en aprender a regar los Bonsái, cada especie requiere una cantidad de riego específica dependiendo de las circunstancias, la exposición al sol, la orientación, el viento, las horas del día, la humedad ambiental, etcétera.

En lo que a plantas de interior se refiere es mucho más sencillo que en el mundo del bonsái, pero requiere tener cierto conocimiento. Mientras que el personal de limpieza que habitualmente riega las plantas hasta que llaman a una empresa profesional de mantenimiento de plantas de interior,  lo hace de manera sistemática, nosotros observamos diferentes factores especialmente importante para mantener las plantas en un estado óptimo.

Aspectos para regar adecuadamente las plantas de interior: 

  1.  Hay que tocar la tierra. Sin tocar el sustrato difícilmente se puede saber si una planta tiene sed o va a tenerla en los próximos días
  2. No hay que fiarse de los indicadores de riego. Se estropean con el tiempo y pueden hacer más daño que bien a las plantas. Por nuestra experiencia en multitud de oficinas en las que realizamos mantenimiento de las plantas, el 80% están estropeados. Próximamente realizaremos un post sobre los diferentes indicadores de riego y hablaremos de su fiabilidad.
  3. Hay que valorar la temperatura y humedad ambiental para calcular cuándo le tocará el próximo riego
  4. Hay que observar las hojas para ver si detectamos manchas que nos puedan estar diciendo que en el fondo de la maceta hay demasiada humedad y que hay hongos dañando la planta.
  5. Si el sustrato está muy seco, no se puede regar de golpe o no se puede regar directamente por el tubo de llenado en hidro jardineras, pues el sustrato seguiría seco por varios días más y las raíces acabarían dañándose.

Podríamos seguir dando diferentes tips o consejos de riego pero esto daría para varios post que ya escribiremos en su momento.

La aplicación de fitosanitarios por ejemplo, 

sólo la puede realizar personal  con el carnet de fitosanitarios expedido por la correspondiente comunidad autónoma, ya sea en Madrid o Barcelona. Normalmente cuando una planta de interior tiene una plaga de pulgón, mosca, cochinilla o araña roja (las más habituales dentro de plantas tropicales) dentro de una oficina, salvo que se cuente con este título necesario que permita disponer de los productos necesarios, la planta no se podrá tratar y posiblemente acabe trasladando la plaga al resto de especies de la oficina. En este sentido es importante trabajar con empresas profesionales.

Las tareas de abonado de plantas no suelen realizarse la mayor parte de las veces.

Las plantas en contenedor (maceta o hidro jardinera) suelen pasar casi toda su vida dentro de la misma maceta, por lo que el sustrato vegetal con el que vienen de vivero más el que se suele aportar habitualmente comprado en un bazar de barrio, se agota irremediablemente en un plazo bastante corto de tiempo. Si las plantas no se abonan, simplemente sobreviven, pero no mantienen el aspecto óptimo que deberían. Es recomendable abonar durante toda la primavera un abono de calidad especialmente indicado para plantas de interior y preferiblemente disuelto en el agua de riego y posteriormente en otoño en menor cantidad.

Las plantas son muy agradecidas

una vez que reciben los cuidados adecuados, es muy fácil ver efectos a corto plazo.  Normalmente le pedimos a nuestros clientes un plazo de aproximadamente 3 o 6 meses para que los resultados se manifiesten dependiendo del estado en el que recibimos el cuidado de la planta y dependiendo de la frecuencia que contraten nuestros servicios.

La frecuencia del mantenimiento 

Los mantenimientos se han de espaciar de modo que entre riego y riego el sustrato se seque lo suficiente. La periodicidad varía dependiendo si las macetas de la oficina tienen reserva de agua (hidro jardineras) o no la tienen. En este último caso, la frecuencia debería ser dependiendo del tamaño del cepellón, de entre una o dos semanas. En el caso de plantas en hidro jardinera, el espaciado del mantenimiento se puede ampliar de 3 a 4 semanas.

Nuestra experiencia en el mantenimiento de plantas es nuestra carta de presentación, así como la cartera de clientes fieles que renuevan su confianza con nosotros año tras año. Le invitamos a contactarnos para concertar una visita sin compromiso. 

Si lo desea, nos es de utilidad también si nos pueden enviar fotografías de algunas de sus plantas de interior para valorar su mantenimiento mediante el formulario de contacto o mediante WhatsApp.

 
Ir arriba